Publicado el 25 de septiembre del 2018

Con el peronómetro a full...

Foto principal

Todavía no se habían reunido y ya surgían algunas disputas entre los dirigentes justicialistas de Chubut ayer por la tarde. La primera diferencia -zanjada finalmente- fue el lugar del cónclave. Adrián Maderna (y varios más) no aceptaba que Héctor González oficiara de anfitrión en el quincho de Luz y Fuerza ni en la Fundación Tercer Milenio; tampoco iría si la reunión se hacía en el quincho del empresario Jorge Aidar Bestene.

Se eligió otro lugar, un quincho en Pasaje Los Andes y Galina, y aparecieron los pases de facturas por los invitados y los no convocados. Si hasta el presidente del partido, Ricardo Mutio, reconoció haberse sorprendido

No faltaron los reclamos entre intermediarios por la ausencia de algún dirigente mientras que otros se sumaron a último momento. Se esperaba además que surgieran algunos planteos sinceros entre dirigentes que hace un tiempo atrás estaban muy lejos se sentarse a la misma mesa. Pero «somos todos peronistas» sintetizó a EL CHUBUT uno de los participantes, restándole dramatismo a los posicionamientos y a alguna actitud de «vedettismo que siempre hay». Pero en algunos casos, las diferencias tienen que ver incluso con gestión, como ocurre entre Maderna y los líderes de Luz y Fuerza, relacionadas con la situación de la Cooperativa Eléctrica de Trelew.

CUMBRE GRANDE

Pasadas las 8 de la noche fueron llegando los intendentes Adrián Maderna (Trelew); Ricardo Sastre (Puerto Madryn); Rossana Artero (Rawson); Antonio Reato (Epuyén); Oscar Currilén (El Maitén); el ex gobernador Martín Buzzi; el ex vicegobernador Gustavo Mac Karthy; el ex intendente de Madryn Carlos Eliceche; el líder de Luz y Fuerza de la Patagonia, Héctor González; la senadora del FPV, Nancy González; el diputado nacional kirchnerista Santiago Igón; el intendente de Dolavon Dante Bowen; el sindicalista petrolero Jorge «Loma» Avila; y el ex ministro de Economía, Ricardo Bestene. Esperaban anoche la llegada de Carlos Linares, Javier Touriñán y Norberto Yauhar.

Todos ellos estaban contabilizados, pero hubo que sumar sillas porque llegaron otros dirigentes, muchos acompañando a sus propios líderes políticos.

SIN ASADO POR EL CIERRE DE COMERCIOS

Se preveía compartir un asado entre los dirigentes justicialistas, pero el empresario Aidar Bestene se acordó entre sonrisas de otros peronistas, que estuvo ausente.
«No pudimos comprar porque estaban cerrados hasta los mercados chinos por culpa de (Alfredo) Béliz», dijo en tono de broma.

MADERNA NO QUERIA HABLAR DE CANDIDATURAS

Cuando ya se había acordado que el punto de encuentro no sería ninguno de los que amenazaba con la presencia de Maderna, colaboradores del intendente dejaron trascender que tampoco aceptarían comenzar a discutir candidaturas en esa reunión.

Maderna prefirió que se plantee como la búsqueda de la unidad, pero no supedidata a discutir potenciales candidaturas entre cuatro paredes. Sin embargo, algunos de los asistentes, anoche esperaban salir de la reunión con una definición sobre el futuro político del intendente de Trelew.

LA GOBERNACION

A menos de un año de las PASO y a ocho meses del cierre de listas, en el justicialismo buscan el consenso o, en todo caso, llegar a las primarias con no más de tres precandidatos a la gobernación. Se presume que los potenciales protagonistas de esa interna estuvieron en el cónclave de anoche.

La coincidencia general es no repetir el error político de las PASO de 2017, cuando el justicialismo presentó seis candidatos y terminó tercero, detrás del dasnevismo de entonces y de Cambiemos.

Por el momento está claro que Martín Buzzi buscará volver a ser intendente de Comodoro Rivadavia, ciudad donde Linares también podría apoyar otra candidatura. Para la gobernación aparecen Sastre, Mac Karthy, y también Artero y Nancy González son impulsadas por algunos sectores, al menos para integrar alguna fórmula. Pero nada de esto se terminó de definir anoche.

Fuente: El Chubut