Publicado el 13 de septiembre del 2018

De urgencia, Provincia compra leche para bebés porque Nación suspendió envíos

Foto principal

Lo reveló este miércoles el ministro Adrián Pizzi. Implica una inversión de 3 millones de pesos que no estaba presupuestada.

El ministro de Salud, Adrián Pizzi, rechazó que el Ministerio nacional pase a Secretaría ya que implicaría una incertidumbre general sobre las partidas que se verán reducidas.
“Empiezan a dejar de venir las cosas sin nuestro conocimiento. Nos hace muy difícil poder garantizarlas”.

Pizzi detalló que “hay para un mes más de la leche que se entrega en el marco del control del niño y control de embarazada y tenemos un consumo de 15 mil kilos mensuales. No van a llegar porque se retrasó el proveedor y estamos viendo de salir a hacer una compra que para un mes representa 3 millones de pesos que no estaba presupuestado ni planificado”.

El ministro anticipó que “el próximo lunes a nivel nacional será que nos blanqueen cuál es la situación porque necesitamos garantizar y blindar ciertas cosas que a nuestra población no le pueden faltar”. La falta de certeza sobre qué llegará y qué no impide planificar. La postura del Gobierno nacional genera “tristeza” en Pizzi porque “esta película ya la vimos en la Argentina y tiene una salida política. Me preocupa mucho el escenario para el año que viene. Deben gobernarnos personas que piensen que la salud y la educación es un derecho y no un gasto”.

Los efectos de la política de ajuste ya se sienten en la ausencia de “la vacuna del meningococo; no nos está llegando leche; llegaron parcialmente anticonceptivos inyectables y nos mandaron carta documento los prestadores de diálisis porque el programa Incluir Salud no está pagando las diálisis de las personas con pensiones graciables. Nos deben un 1,5 millón de dólares del programa Proteger, que son las enfermedades crónicas, además de 28 millones de pesos del programa Incluir”.

Pizzi dijo que “es una locura” y “no pensé que llegaríamos tan lejos porque el Ministerio de Salud tiene un significado político que debe mirarse críticamente, más allá de lo presupuestario”.

Mientras, Puerto Madryn ya cuenta con su remozado centro integral de tratamiento de la problemática de consumo. Está en Villarino 2363 y reemplaza al que funcionaba en la zona sur. Depende del Servicio de Salud Mental y Adicciones del hospital Isola. Se ubica en un sector sensible a la problemática y posibilita un acceso más directo de la comunidad.

Fuente: Diario Jornada