Publicado el 22 de febrero del 2020

El líder de Luz y Fuerza de la Patagonia participó de un encuentro político y gremial en Buenos Aires

Foto principal

Héctor González fue parte de una reunión en el Sindicato del Calzado junto a otros referentes gremiales, que recibieron al diputado nacional Eduardo Valdés, cercano al presidente Alberto Fernández. Se habló de fortalecer la unidad del peronismo para sostener al Gobierno nacional.

El Sindicato del Calzado (UTICRA), que encabeza Agustín Amicone, fue sede de un encuentro político y gremial del que participaron diferentes referentes del movimiento obrero argentino, junto a decenas de jóvenes vinculados al peronismo de la Ciudad de Buenos Aires y referentes de la Juventud Sindical, con la presencia del diputado nacional Eduardo Valdés; su hijo Juan Manuel, legislador porteño y referente de varias agrupaciones comuneras de Capital Federal; sindicalistas como el chubutense Héctor González, líder del Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia, que asistió junto al dirigente Juan Daverio; y otros secretarios generales como Juan Carlos Schmid, de Dragado y Balizamiento; Jorge Sola, del Sindicato del Seguro; Raúl Huerta, de la Marina Mercante; y Roberto Coria, de Guincheros, entre otros.

La reunión puso foco en la responsabilidad del actual frente peronista gobernante en el orden nacional, tanto en lo que hace a la necesidad de salir de la presente situación de “profunda crisis”, manteniendo la unidad que permitió el triunfo electoral, como en la necesidad de militar fuertemente en el distrito porteño, para acompañar desde las comunas y el Poder Legislativo, poniendo en práctica alternativas al Poder Ejecutivo local que ejerce el macrista Horacio Rodríguez Larreta.

Asimismo, desde el campo laboral se abordaron las problemáticas de cada sector y la presente conflictividad del mundo del trabajo, señalando como ejemplo la actividad del calzado a la que el anfitrión Amicone describió como “de las más castigadas” durante la presidencia de Cambiemos.

El invitado especial fue el diputado Eduardo Valdés, hombre cercano al presidente Alberto Fernández y también confidente del Papa Francisco. En ese marco, invitó a “regar permanentemente la unidad del gobierno nacional”, aclarando que él mismo se puso este objetivo a partir de la muy buena relación que ha logrado construir tanto con Alberto Fernández, “desde los tiempos de la militancia universitaria”, como con Cristina Fernández, acompañando de diferentes formas su gobierno.

Valdés también recordó su paso por el Estado del Vaticano en su rol de embajador, cargo que también le permitió acrecentar su vínculo con el excardenal Jorge Bergoglio, a quien definió como “un practicante del peronismo”, a partir de la similitud que ideológicamente tiene con la doctrina social de la Iglesia Católica.

Por último y a modo de cierre, Amicone volvió a hacer uso de la palabra para definir la necesidad de “ejercer la rebeldía peronista” y a animarse “a asumir el desafío de reconstruir una patria con auténtica justicia social para el bienestar del pueblo trabajador”.