Publicado el 26 de abril del 2020

El radical Orlando Vera llama al Gobierno de Chubut a flexibilizar la cuarentena y achicar gastos

Foto principal

El FrenteRadical Amaya del Chubut (FRACH) fijó su posicionamiento  respecto a la flexibilización de la cuarentena y la necesidad de achicar, gastos políticos, optimizar recursos y reestructurar la deuda de inmediato. Lo hizo, por medio del texto que a continuación, reproducimos.

La Pandemia Covid-19 tiene a Argentina en cuarentena desde hace más de un mes y se proyecta su continuidad en el tiempo, según diferentes analistas.

El sábado el Presidente Fernández planteó que estamos en una etapa donde los Gobernadores son los que tienen la última palabra respecto al pedido de suma de actividades económicas y laborales y posterior aprobación de Nación.

Pero Chubut viene en una precaria situación económica y financiera desde hace muchísimo tiempo, producto de las reiteradas malas administraciones del mismo color político desde el 2003 hasta la fecha, sumado a esto se registraron niveles históricos de corrupción en el Gobierno que involucraron hasta la propia Casa de Gobierno, el errático manejo de lo público se profundizó luego con la llegada al gobierno de la fórmula Arcioni y Sastre.

Los recursos necesarios para llevar adelante el funcionamiento mínimo del Estado vienen bajando, pero esto es solo hace un par de meses. Durante todo el 2019 los ingresos fueron aumentando por recaudación, por coparticipación y por regalías hidrocarburíferas, pero lo que siempre se mantiene en aumento son los gastos por mala administración.

Hoy se necesita en la práctica casi el doble para poder mantener al Estado y pagar los salarios, compromisos con proveedores, insumos, ayuda social, infraestructura y deuda asumida garantizada justamente con regalías. La toma de créditos cortos a intereses altísimos fue hasta ahora la costosa y pésima salida que se transformó en un callejón sin salida.

Prácticamente ya nadie nos presta, y la inmanejable situación merece que ya se busquen los mecanismos de reestructuración de deuda con los bonistas para evitar el default.

Gobernador, debe hacerse cargo que en esta situación se ven funcionarios que no tienen ningún sentido mantener y deben eliminarse muchísimos cargos políticos, debe flexibilizar la cuarentena porque nuestra provincia viene desde hace tiempo en” economía de guerra” y hay que generar que más actividades laborales se sumen siguiendo los protocolos de bioseguridad, porque en la mayoría del territorio provincial se cumplen con los 5 puntos de la cuarentena focalizada. También redefinir horarios como en otras provincias donde por ejemplo las casas de comida pueden trabajar con envíos hasta la 1 am.

Lo que no se puede hacer es no tener un plan de contingencia ante el enfriamiento económico como hasta ahora que nos condena a sufrir a la mayoría de la población de la provincia, puesto que las pymes y la economía informal están en un momento catastrófico, no se pueden permitir abusos de autoridad por un protocolo autoritario que vulnere derechos y garantías constitucionales como sucedió y que fue necesario un Habeas Corpus para frenarlo, tampoco se puede permitir un Estado ausente que no controle sobreprecios en supermercados como también sucedió.

Gobernador, no puede permitir la caída del sector privado de donde provienen los recursos del Estado porque sería un martillazo en los dos pies, no puede abandonar al sector informal, mejore los recursos del Estado achicando funcionariado político, renegocie la deuda pública para empezar a cumplir con todos los sectores, abra ya todas las actividades económicas y laborales posibles que la cuarentena focalizada permite y por sobre todas las cosas cuide en el trato a los chubutenses y castigue a los funcionarios que los maltratan, no haga de la política una farándula porque usted fue elegido para mejorar el bienestar de la población, y mucho antes de la pandemia esto no lo está cumpliendo usted ni sus aliados del oficialismo sino que lo vienen profundizando. Por la pandemia, la provincia debe funcionar: los chubutenses estamos aislados, no anestesiados.