Publicado el 18 de junio del 2018

Linares ratificó inversiones millonarias en obra pública a pesar de la crisis económica

Foto principal

El intendente Carlos Linares hizo alusión a la situación
económica-financiera que atraviesa el país por la suba del dólar, lo que
afecta directamente a los planes de obra pública que proyectan distintos
Municipios. “Lamentablemente, la economía actual no nos permite acceder
al bono de endeudamiento, sin embargo, tenemos casi mil millones de
pesos para invertir en infraestructura básica para toda la ciudad”,
afirmó.

En ese sentido, el jefe comunal expuso que “este Municipio es un claro
ejemplo y está demostrando que tiene sus finanzas al día, lo que nos
permite avanzar con amplios proyectos de obra pública como iniciativas
vinculadas a lo social, deportivo y cultural de la ciudad. Tenemos casi
800 millones de pesos para invertir y las obras que ya se encuentran en
marcha, lo que suma casi mil millones de pesos”.

“El viernes pasado –recordó-, firmamos el preacuerdo para poder
reactivar la obra de la pileta que la operadora YPF le debe a Comodoro
Rivadavia; y próximamente estaremos licitando la segunda parte del plan
de pavimentación que habíamos convenido con el gobierno nacional, sumado
al reordenamiento del barrio Las Américas. Son todos proyectos
ambiciosos y millonarios que afrontaremos a pesar del tiempo complicado
a nivel económico en el país y que, sin dudas, afecta a la economía
regional y local”, expresó.

A su vez, el intendente se refirió al bono de endeudamiento indicando
que “con la suba del dólar y la recesión inflacionaria a nivel nacional,
es preferible esperar y dejarlo en stand by hasta que la situación del
país lo permita. El bono es una herramienta eficaz para la obra pública
siempre y cuando se beneficie a la ciudad y, hoy, lamentablemente es
preferible no acceder al mismo”.

Por último, Linares opinó que “la situación de la Provincia no es ajena
a todo esto; en el caso de Chubut ya venía complicada y parte de los
ingresos y los bonos emitidos son en dólares además de las letras que
tienen un plazo de vencimiento muy corto. Creo que con todo lo que se
está viviendo, tenemos que ser muy cautelosos con los recursos propios
porque ya se terminó la mentira que nos querían vender del país y ahora
hay que saber administrar los fondos para poder afrontar este momento”,
finalizó.