Publicado el 21 de agosto del 2020

Luque supervisó los avances del edificio que potenciará el trabajo vial en la zona sur

Foto principal

En un lugar estratégico del barrio Industrial, avanza a paso firme la
obra de la Base de Servicios Viales de la zona sur, donde se dispondrá
de toda la maquinaria y flota pesada del Municipio para llegar con
respuestas rápidas a los barrios. El edificio moderno cuenta con un
sector administrativo y otro para la parte operativa, con talleres y
elementos de seguridad, estación de servicio con el acopio de
combustible, lavadero, comedor y sanitarios, en sector que además
incorporó mujeres bajo la premisa del intendente de reforzar la política
de género.

En paralelo al control de la situación sanitaria que atraviesa la ciudad
por el COVID-19, el intendente Juan Pablo Luque no deja de atender los
avances de los distintos frentes de obra pública que se vienen
ejecutando en la ciudad y que, una vez finalizados, mejorarán
significativamente la calidad de vida de los comodorenses. Entre ellos,
se encuentra la obra base vial de la zona sur, un edificio con inversión
propia del Poder Ejecutivo y que responde a un pedido histórico de los
empleados municipales que cumplen funciones en el sector operativo.

El recorrido fue en horas de la mañana de este viernes, oportunidad en
la que el jefe comunal manifestó que “visitamos los avances de este gran
edificio que será muy importante para las tareas y servicios que prestan
los empleados para la zona sur de Comodoro” al tiempo que recordó que
“la idea del proyecto surgió para poder mejorar las condiciones del
sector, teniendo en cuenta que, en el último tiempo, se ha realizado la
incorporación de mujeres para el manejo de la nueva flota pesada”.

“Para ello –continuó- consideramos necesario realizar una ampliación y
notable mejora del edificio para la comodidad de los empleados, con
vestuarios y baños acordes para el personal, tanto masculino como
femenino. Sin dudas, el objetivo será mejorar la calidad laboral de los
agentes para que cuenten con toda la infraestructura y recursos a la
hora de dar respuestas a la población”.

Del mismo modo, Juan Pablo Luque describió la distribución de los
espacios diciendo que “se contará con un sector para gomería, lavadero,
oficinas administrativas. La idea es que se pueda realizar la reparación
de las maquinarias y su mantenimiento en este mismo predio”.

Del mismo modo, reconoció que “es una inversión grande que supera los 60
millones de pesos y que se viene realizando en etapas. En estos
momentos, se está avanzando con la parte exterior, con luminarias,
cámaras de seguridad y forestación, para la cual se ha instalado una
planta de tratamiento del agua para que pueda ser reutilizada en el
riego”, indicó.

Reconocimiento al empleado municipal

En este sentido, el intendente se mostró optimista con los avances de la
obra señalando que “está en un predio estratégico que nos va a permitir
poder tener la maquinaria municipal mucho más cerca de los barrios que
requieren intervenciones viales, poder trasladar todo el equipamiento de
la zona céntrica para que el servicio sea rápido y eficiente”.
“Además, los empleados contarán con una estructura edilicia en óptimas
condiciones para cumplir sus funciones, con maquinaria y un edificio
propio que dará respuesta a un pedido de varios años”, finalizó.