Publicado el 20 de abril del 2020

Menna impulsa que Nación exceptúe de derechos de exportación a la lana, la carne ovina, la pesca y las frutas

Foto principal

Son sectores económicos fundamentales para la Patagonia y que se encuentran especialmente afectados por los efectos de las medidas tomadas a nivel mundial para evitar la propagación del coronavirus, explicó el diputado nacional chubutense del Interbloque UCR-Juntos por el Cambio. Por ello presentó un proyecto de ley, en coautoría con las legisladoras Roxana Reyes (Santa Cruz) y Lorena Matzen (Río Negro).   

Con el objetivo de aliviar la grave situación de sectores económicos fundamentales para las provincias de la Patagonia, el diputado nacional Gustavo Menna (Chubut, UCR-Juntos por el Cambio) presentó un proyecto de ley con el fin de exceptuar de derechos de exportación a las lanas, la carne ovina, los productos pesqueros y las frutas.

La iniciativa, elevada a la Cámara de Diputados de la Nación este lunes con el número 1435-D-2020, contó con la coautoría de las legisladoras también patagónicas Lorena Matzen (Río Negro) y Roxana Reyes (Santa Cruz).

En los fundamentos, Menna repasó los efectos negativos para el comercio internacional de las medidas tomadas en el mundo para mitigar la propagación de la pandemia del coronavirus. Y, en este sentido, indicó que según las proyecciones del Banco Mundial la caída del PBI de la Argentina en 2020 será del 5,2%, solamente superado por México, con 6%, a nivel regional.

En este sentido, indicó que “ante la constatación de que al término de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio deberá reconstituirse el entramado del aparato productivo y lograr que queden en pie las empresas como única forma real de garantizar el empleo, diversos países han dispuesto ayudas de escala” y que “en el caso de los países centrales alcanzan a entre el 10% y el 15% de sus PBI, mientras que en otros rondan el 5%”.

En tanto, “en el caso argentino, los distintos programas y paquetes que ha dispuesto hasta aquí el Gobierno Nacional apenas representan el 1% del PBI”.

Economías regionales

En este sentido observó que “un sector especialmente golpeado por esta situación es el de las economías regionales”, y en particular “sectores muy representativos de la economía y producción patagónicas se encuentran impactados por la caída del volumen de exportaciones y del precio internacional de sus productos”.

Dijo que son los casos de “la lana en todas sus variantes -que de tener un precio promedio de entre u$s 8 y 10 el kilo en 2018 ronda actualmente los u$s 3,50-, la fruta en todas sus especies y la pesca”.

En el caso de la pesca graficó la gravedad de la situación con el hecho de que la industria emplea a más de 25.000 trabajadores y es el octavo complejo exportador argentino. Además tiene “una especial relevancia en Patagonia por concentrarse en su mar adyacente y en sus puertos el grueso de las capturas y desembarques, respectivamente”.

“Esto ha provocado una fuerte caída de la actividad, que ha llevado a que en la comparación del primer trimestre 2020 con el del año anterior, las capturas totales disminuyeran un 20%”, indicó, al tiempo que agregó que “en lo atinente a las exportaciones, cayeron un 62,6% las destinadas a China; un 34,9% a España y un 41,6% a Brasil, por citar tres mercados relevantes”.

Nuevo escenario

“Por todo ello, y por lo que representa para las economías regionales de la Patagonia la producción lanar, de carne ovina, pesquera y frutícola, muchas de ellas en su gran mayoría orientadas a la exportación, consideramos que debe atenderse el nuevo escenario y revisarse la política tributaria en la materia”, manifestó Menna.

“Al tratarse de commodities -agregó- los derechos de exportación afectan en este caso a todos los productores, se exporte o no su producción, ya que el precio termina quedando fijado detrayendo el valor de esas retenciones en todos los casos”.

Dijo además que “el mantenimiento de estos gravámenes no solamente no resulta razonable y equitativo, sino que además provoca la profundización de una situación de crisis muy grave”.

Y finalizó: “Estamos convencidos que el Estado debe anticiparse a cierres de establecimientos y situaciones de quebranto, como así también a lo que ello conlleva en materia de sostenimiento de miles de puestos de trabajo, y hacer su contribución por la vía de eximir a estas exportaciones de las retenciones generales”.