Publicado el 14 de julio del 2018

Sartori: “Las grandes cuencas de escurrimiento están controladas”

Foto principal

Tras supervisar todos los sectores de la ciudad, el secretario de
Servicios a la Comunidad, Rubén Sartori, afirmó que “tanto zona sur como
norte están sin novedad. Si bien la lluvia fue más fuerte en horas de la
madrugada, no hubo mayores inconvenientes en la traza vial y los
sumideros y canales principales funcionaron con normalidad. Únicamente
tuvimos que intervenir en una intersección de km 3 y en km 17 pero sin
complicaciones”.

Teniendo en cuenta el pronóstico del tiempo, el Municipio puso en marcha
un fuerte operativo de limpieza de los principales canales evacuadores,
pluviales y sumideros de la ciudad a los efectos de prevenir cualquier
tipo de inconveniente.

En ese sentido, desde la secretaría de Servicios a la comunidad que
conduce Rubén Sartori, se explicó que “nuestra presencia en los barrios
es permanente y desde horas de la madrugada se dispuso un equipo de
supervisores que recorrieron Diadema; los kilómetros y la zona norte y
sur de la ciudad, donde las principales cuencas están cumpliendo bien
sus funciones y no hay mayor acumulación de agua”.

“El Municipio ya viene desarrollando una tarea preventiva con personal y
máquinas de guardia tanto en zona norte como en zona sur y se venía
trabajando muy fuerte con el programa barrial y concentración de
equipamiento para mejorar y mantener las condiciones de los sectores.
Pero más allá de estas precipitaciones, tanto zona sur como norte está
bien y las grandes cuencas de escurrimiento están controladas”.

En esa línea, Sartori aseguró que “en coordinación con el área de
pluviales se hizo un muy buen trabajo con Urbana y con las direcciones
viales tratamos de alguna medida de mejorar el escurrimiento para que en
estos días, la periferia de la ciudad esté en condiciones, porque es por
allí, donde entra el grueso de agua que ingresa por los sistemas de
escurrimiento”.

“Uno de los inconvenientes que se presentaron por el caudal de lluvia
fue en el sector de km 17, donde tenemos un canal que está haciendo un
desvío de una cuenca de agua principal que ingresaba al 17 y que por,
una cuestión propia de la obra, se rompió uno de los laterales y esto
provocaba el ingreso de agua a una de las calles. Si bien está
controlado, no dejaba de ser una cantidad importante así que ya está la
gente de área técnica con el contratista para poder controlar ese desvío
de agua”, explicó.

El titular de Servicios a la Comunidad, informó que “también se tuvo que
intervenir en la zona de km 3, cerca del Jardín Juana Manso en la Av.
Beltrán y calle Carrizo, ya que una de las calles sufrió una socavación
muy grande tras el temporal pasado de 300 metros. Aunque se hizo un
trabajo de compactación, hubo filtraciones por el caudal de lluvias que
provocaron el hundimiento de la carpeta, por lo que con la gente de
vialidad norte y tránsito tuvo que desviar la circulación por otra
arteria y anular de este segmento para que el transporte de pasajeros
vaya por otro lugar”.